Salir a comer con la familia aporta muchos beneficios. De hecho, cerca del 70% de los padres piensan que salir a cenar con los niños es una forma estupenda de pasar tiempo de calidad con la familia. En Restaurante Internacional de Archena te queremos dar unos consejos para que esa cena en familia fuera de casa se convierta en una fantástica experiencia.

Nos encanta ver a nuestros clientes más pequeños en nuestro restaurante. Pero hay unos puntos que debemos tener en cuenta. De lo contrario, vuestra experiencia gastronómica puede convertirse en un acontecimiento estresante.

AQUÍ TIENES ALGUNOS CONSEJOS RÁPIDOS PARA SALIR A CENAR CON NIÑOS

SELECCIONA EL RESTAURANTE ADECUADO

Puede que haya muchos restaurantes en tu región. Pero no todos son aptos para niños. Así que hay que investigar un poco para encontrar el restaurante adecuado para cenar. Antes de reservar mesa en cualquier restaurante, asegúrate de visitar su página web oficial, comprobar la galería, los menús, etc. Así podrás hacerte una idea sobre el restaurante y su ambiente sin necesidad de visitarlo.

Además, llama al restaurante. Ten una conversación abierta sobre tus planes de comer en su local con niños y aclara todas tus dudas. Llamar con antelación te ahorrará tiempo, energía y reducirá el estrés.

Nuestro restaurante se ha ganado la reputación de ser uno de los mejores restaurantes de la Región de Murcia para venir en familia. Es conocido por nuestra variada cocina, su gran ambiente y su hospitalidad. Puedes planear un aperitivo, una comida o una cena para pasarlo bien y crear recuerdos con tu familia.

SERVIR PRIMERO A LOS NIÑOS
Aunque las autoridades ya han permitido que los restaurantes volvamos a abrir nuestras puertas para comer en el interior y en el exterior, todavía hay algunas restricciones. Cosas como la tramitación de los pedidos pueden ser más lentas debido a la reducción del personal y del aforo. Por eso, es importante tener un poco más de paciencia.

Después de sentaros, haced un pedido para niños inmediatamente. Así, la comida se preparará rápidamente y vosotros (especialmente los niños) no tendréis que esperar mucho más. Es bueno que consultes el menú y decidas qué pedir con antelación.

MANTÉN A LOS NIÑOS OCUPADOS
A veces, es bastante difícil controlar a los niños, sobre todo cuando se aburren. Así que es bueno mantenerlos ocupados.

Es bueno que lleves alguno de sus juguetes favoritos. Además, puedes darles algunas hojas de papel y lápices/bolígrafos para que pongan a prueba sus habilidades de dibujo. Y, sin duda, volverán a casa contentos con la experiencia.

PREPARA TODO LO NECESARIO ANTES DE SALIR DE CASA
Esto es importante. Puedes llevar un vaso de leche o un tentempié que le guste a tu hijo. Recuerda que cuando un niño necesita algo, significa que lo necesita ahora. Y, cuando estás a varios kilómetros de tu casa, es imposible conducir hasta ella para conseguirlo. Por eso, es bueno que lo prepares antes de salir de casa.

Prepararse con antelación a tu visita al restaurante te ayudará a tener una experiencia gastronómica de calidad con tu familia. Determina qué es lo que mantiene ocupados a tus hijos y haz los preparativos necesarios. No hay que avergonzarse de jugar a ese juego de mesa si a tus hijos les encanta.

Lea también: 7 Razones para comer al aire libre

PRACTICA EN CASA
Esta técnica funciona perfectamente. Practica en casa y dile a tus hijos lo que esperas que hagan cuando coman fuera. Enséñales modales en la mesa, a permanecer tranquilos y sentados, etc. De hecho, puedes invitar a algunos de tus amigos o colegas a cenar en casa para demostrarles un comportamiento adecuado en la mesa.

CONSEJO ADICIONAL
Cuando salgas a comer con niños, la clave es el tiempo. Las horas de mayor afluencia pueden variar de un restaurante a otro, y quizá lo que busquéis sea tranquilidad. Por eso, es bueno comprobar la página del restaurante o llamarles y pedirles consejo sobre la hora más adecuada para ir con niños.

CONCLUSIÓN FINAL
Salir a cenar con los niños puede ser un placer si sigues algunas técnicas. Elige un restaurante apto para niños consultando opiniones y fotos en Internet. Llama al restaurante con antelación para preguntar sobre las mejores horas para visitarlo, los platos disponibles, etc.

Cuando entres en el restaurante, pide primero los alimentos para niños, sírveles y entonces comenzad con la carta para los adultos de la mesa. Haz actividades para mantener a tus hijos ocupados. Puedes llevar sus juguetes favoritos, puzzles, juegos, libros de dibujo, etc. y así se entretienen mientras tú disfrutas de una agradable experiencia gastronómica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.